Día de la mujer, día de todos

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La mujer juega un papel fundamental en el desarrollo de la vida familiar, social, cultural y laboral. Su función fue motor durante la Revolución Francesa, en la Guerra de la Independencia Española, en la Revolución Rusa, así como también en las dos Guerras Mundiales. Alexandra Alexievich, Premio Nobel 2015 Svetlana Alexievich, con su novela “La guerra no tiene rostro de mujer”, relata el duro papel de la mujer durante la 2ª Guerra Mundial.

Ayer, 8 de marzo, la Oficina de la Mujer, organizó un acto en el Centro Cívico de Quintanar junto con la Concejalía de Igualdad, para celebrar el Día Internacional de la Mujer. Asistieron: el Sr. Alcalde, D. Juan Carlos Navalón López-Brea, Nuria Herrero, Concejala de Igualdad, Piedad Heras, Concejala de Festejos y Bienestar Social, José Joaquín Muñoz Sánchez, Concejal de Juventud y Deportes, Sergio Arranz, Concejal de Infraestructura y Urbanismo y,  Begoña Molina, Concejala por Ciudadanos.

Se comenzó con un mensaje del valor de mujer en la sociedad actual, pasando después a una palabras de D. Juan Carlos Navalón, destacando la notable función de la mujer en el desarrollo del trabajo, subrayando la labor, entre otras mujeres ejemplares, de María Moliner, con su ardua tarea para confeccionar su “Diccionario de uso del español”, y subrayó la importancia de la utilización del lenguaje inclusivo.

Colaboraron el Instituto Alonso Quijano y el Instituto Infante D. Fadrique de la localidad, con sus respectivos directores Raúl Zamora y Javier Sanz, junto al Centro de Educación de Adultos “Luis Vives” representado por su Directora, Justa Añover, que con sus aportaciones implican a los jóvenes y adultos en estos actos,  más simbólicos y reivindicativos que conmemorativos.

Se terminó con la proyección de un video grabado para la ONU con la canción “One Woman”, que cuenta con la colaboración de artistas de todo el mundo, donde se destaca el espíritu de superación de la mujer.

Cuando no sea necesario celebrar este día, habremos alcanzado la equidad entre hombre y mujer, pero para eso muchas cosas deben evolucionar: los salarios desiguales, tiempo de dedicación a labores domésticas, compartir la baja para el cuidado de los hijos. Entonces, agradeceremos aún más la labor de generaciones anteriores celebrando el Día de la Persona, incluyendo a todos los seres humanos que cada día luchan por vivir y sobrevivir.

Madre, compañera, esposa, hija, hermana, estricta cuando es necesario, suave y dulce cuando es adecuado, rígida y férrea a veces, benévola y comprensiva en otras. Se despliega de un extremo a otro: exige cuando es factible y permite cuando es posible. La mujer, ese motor que impulsa lo imposible, levanta lo caído, renueva lo estático y alcanza lo increíble.

La fuerza que empujó Rosa Parks, que con su actitud y el empuje de muchos otros, alcanzaron la igualdad en el derecho de las personas de color a ocupar un asiento en los autobuses de Estados Unidos, algo impensable en esos momentos, quizá, algún día ese y otros impulsos, nos lancen a lograr lo, ahora, inalcanzable: la equidad entre hombres y mujeres.

 

Por Belén de Santiago

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s