Poesía

Se puede acariciar con un poema
vistiendo de color y fantasía
la música, el sabor, la luz del día,
o el suave respirar de una azucena.
Es alma como el aire de un suspiro
versar es la verdad de una sonrisa
que nace en la emoción de una premisa
o muere en las dentadas de un camino.
Podemos escalar el cielo oscuro
con tinta de acuarela y armonía,
o bien volar por valles y colinas
con alas de nostalgia y de conjuro.
Pues eso significa poesía,
saltarse el percentil de lo perfecto
rompiendo lo político y correcto
en aras de una libre sinfonía.

 

Clara Ortega

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s