Entrevista a Elisa Sánchez Coronado

Elisa Sánchez Coronado. Nace en la primavera de 1979 en Quintanar de la Orden, Toledo. Desde siempre ha percibido la vida a través de un sexto sentido que le lleva a plasmar con majestuosa pluma las más bellas sensaciones del mundo que le rodea. Escribe desde hace tiempo artículos en la revista La Encina que edita ls Asociación Santiago Apóstol y publica poesía y relato en la revista Dletras con la Asociación de escritores El Común de La Mancha de la que es socia. Participa en recitales y encuentros poéticos y ha ganado varios premios literarios. Ahora publica su primer libro: Piel de tinta y rosas con la Editorial Cuatro Hojas. Un compendio de poesía y relato con la profundidad y serenidad que la definen, en los que abarca temas sociales, existenciales y sensoriales que desnudan la esencia del ser humano en su comunión con el tiempo y su función en la Tierra.

-Elisa, un placer y un orgullo poder entrevistar a una compañera y amiga a la que tanto admiro.

¡Muchas gracias Clara! Para mí es un honor.

-En mi opinión, para ser una gran escritora hay que ser una gran lectora. ¿Cuál ha sido tu experiencia con los libros? 

Bueno, la verdad es que siempre me recuerdo a mí misma leyendo. Me viene a la memoria un recuerdo del colegio, fui la primera de la clase en aprender a leer y mi profesora Engracia Angulo me regaló un cuento que atesoré. Con doce años descubrí a Gustavo Adolfo Bécquer. En sexto de E.G.B. mi tutora, Pilar Sánchez Parrilla, me regaló dedicado el Diario de Ana Frank. Ese libro me marcó y fue el que despertó en mí ese interés que me llevaría a devorar libros. Y siempre lo he tenido fácil, porque mi padre contaba con una colección considerable. Sin moverme de casa pude encontrar obras completas de todos los poetas de la generación del 27 y de autores como Benito Pérez Galdós, Miguel de Cervantes o Pedro Antonio de Alarcón.

-¿Cuándo empiezas a escribir?

Con 7 años mi amigo Manolo Torresano me regaló un diario por mi cumpleaños y ahí comencé a apuntar vivencias. Después me gustaba participar en las redacciones del colegio y en los concursos de poesía o relatos. Solía ganar y los premios consistían en cheques para comprar libros. Después, con la llegada de la adolescencia comencé a escribir sobre el despertar de sentimientos y sobre lo que yo experimentaba. Escribir en aquella etapa de mi vida fue la forma que encontré de llegar a entender lo que sentía.

-Te ha marcado algún libro 

Me han marcado muchos. Después del Diario de Ana Frank, del que ya te he hablado, vinieron, muchos otros. Pero destacaría “La casa de los Espíritus” o “De amor y de sombra”, ambos de Isabel Allende, o los “Pilares de la Tierra” de Ken Follett.

-Colaboras con dos Asociaciones. Háblanos de ellas. 

Si, una de ellas es la Asociación Cultural “Santiago Apóstol” que preside Antonio Cano. A través de ella colaboro por medio de la revista “La Encina” que dirige Ángel Barrios. Es una asociación que lleva más de 40 años y que es muy visible, pues participa en numerosos actos. Otra es la Asociación de Escritores el Común de la Mancha, que diriges tú. Es una asociación muy activa y dinámica, con numerosas actividades y proyectos siempre en marcha, también edita una revista “Dletras”, que es una magnífica ventana de interés cultural y que cuenta con magníficos autores. Estoy muy orgullosa de participar con ambas asociaciones.

-Cuéntanos cuál ha sido el premio literario recibido que más ilusión te ha hecho.

En la Navidad del 2014, un año que no empecé precisamente con buen pie, recibí el segundo premio en el XIX Certamen Literario “Villa de Villamayor de Santiago” por “La abuela”, un relato inspirado en la figura de mi madre. Lo recibí frente a un público muy amplio, en el que se encontraba ella. Y tanto el premio como el momento, lo recuerdo con mucho cariño y orgullo.   

-Qué te ha llevado a publicar tu libro en estos momentos tan difíciles. 

Creo que la situación que estamos viviendo junto al periodo de confinamiento nos hizo tomar conciencia de lo que se quedó pendiente. En mi caso, el hecho de ver la fugacidad con la que las cosas o nuestra vida puede cambiar, supuso un impulso para reunir parte de los poemas y escritos y ordenarlos en lo que era el sueño pendiente de publicar un libro. Llevaba muchos años queriendo hacerlo y quizá no ha sido el mejor año, pero ha sido su momento.

-Hablemos de Piel de tinta y rosas. Por qué este título

El libro en un principio iba a ser un poemario. Se iba a llamar “Piel de verso”, pero luego, hablándolo con mi editora, me di cuenta que también debía incluir parte de mis relatos, como una parte muy importante de mi trabajo. El proceso de elegir el nuevo título fue especialmente bonito porque lo elegí en conjunto con mis sobrinas y hermanas. Con la tinta he crecido como persona y como escritora, siempre me ha acompañado como parte indispensable de mis manuscritos. Tomás Verdugo, llamaba a mis colaboraciones “Meditaciones y Rosas” y eso también quise que se reflejara en el título.

-Cuéntanos la idea principal en el conjunto de esta obra. Qué sensaciones quieres transmitir en los lectores. 

Para mí la lectura es sentir. Un libro, cuanto más haga pensar, sentir…, cuanto más sugiera y más sensaciones despierte, mejor es. Es realmente bonito que la gente de aquí de nuestro pueblo, me pare por la calle para decirme que le emocionan mis relatos. Esa es la mejor recompensa para mí. Y esa es la idea de este libro, hacer sentir al lector que somos los dueños de nuestra vida y que se puede disfrutar de ella con los cinco sentidos y a través de nuestro mundo interior.

-¿Cómo ha sido tu experiencia con la editorial?

Maravillosa. He tenido la suerte de contar con tu apoyo y asesoramiento a través de la Asociación de Escritores, porque publicar no es fácil y tampoco lo es el mundo de las editoriales. El proceso de editar y publicar un libro es una experiencia que llena de ilusión cada momento. Y a eso se le une, el hecho de que mi editora es una excelente profesional, con una disponibilidad y una capacidad enorme de organización y planificación, que ha sabido cuidar cada detalle.  

-¿Por qué recomiendas tu libro?

Pues porque creo que el mundo, a veces, es demasiado crudo, imperfecto e injusto. Y precisamente, la lectura, es un ancla, un agarre que hace que saquemos la cabeza y podamos respirar, viajar, evadirnos o soñar. Y todo eso, como dice Elena, un personaje de uno de mis relatos, sin movernos del sofá. 

-Elisa, ha sido un placer hablar contigo. Te deseo mucho éxito y una larga y fructífera trayectoria literaria. 

Desde la Asociación de escritores El Común de La Mancha nos sentimos orgullosos de tu trabajo y esperamos que sigas escribiendo para poder disfrutar de una nueva obra. 

Muchas gracias Clara, yo también os deseo un largo y fructífero camino y si lo hacemos en el seno y conjunto de nuestra asociación será un verdadero placer, pues me siento muy afortunada de poder estar junto a vosotros.

Entrevista realizada por Clara Ortega

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s